Innovando desde el 2005 en soluciones tecnológicas;


Aportando experiencia y calidad de servicio, a quienes confían en nuestro profesionalismo.

Quienes Somos

Sobre nosotros

Nuestra experiencia se ha construido a través del apoyo tecnológico que hemos brindado a empresas de servicios y productivas, además de asesorías en materia de sistemas integrados, todos estos con un claro enfoque hacia la gestión. Hemos sido capaces de satisfacer requerimientos de clientes en diversos ámbitos, dentro de los que destaca la Banca, Telecomunicaciones, Combustibles, Comercial y Servicios, entre otros, respondiendo exitosamente a los más altos estándares de calidad.

Hablemos

MISIÓN

Ser el pilar de apoyo en tecnologías de información que hagan más rentableslos los negocios de nuestros clientes, integrando calidad y eficiencia en sus proyectos.

placeholder

VISIÓN

Transformarnos en socios estratégicos de quienes confían en nuestro profesionalismo, contruyendo juntos una relación que resulte fortalecida en el tiempo.

placeholder

Nuestras Cerfitificaciones

ISO 9001:2008
Desde 2012 poseemos un sistema efectivo y certificado que nos permite administrar y mejorar la calidad de nuestros productos o servicios. Nuestros clientes nos prefieren, porque con esta acreditación se aseguran de que la empresa disponga de un buen Sistema de Gestión de Calidad (SGC).
PROGRAMA PEC
Es un instrumento de Prevención de Riesgos Profesionales diseñado para contribuir con la productividad y mejoramiento en las empresas clientes. Busca proveer protección de la integridad física y salud de los trabajadores y a los demás recursos de la organización.


PREGUNTAS FRECUENTES

Una metodología es un desarrollo de software a la medida, en la cual se debe desplegar un proceso de ingeniería. Por ser complejo y requerir la integración de múltiples recursos, profesionales, y usuarios, este proceso debe seguir unos pasos; debe ser constantemente coordinado, monitoreado, medido, ajustado y controlado. A través de los años, el mundo académico y empírico ha desplegado diferentes conjuntos de “mejores prácticas” con las cuales controla este proceso, las cuales se denominan, como conjunto, “metodologías”. Algunas de las más conocidas en el entorno Latinoamericano son la metodología Tradicional Cascada y recientemente las metodologías denominadas ágiles, como lo es SCRUM.

Intentar desarrollar software sin seguir una metodología es altamente riesgoso. De hecho, el Standish Group, consultora estadounidense dedicada a explorar el éxito o fracaso de los proyectos de ingeniería de software a nivel mundial, recalca como tan solo un 38% de los proyectos de software emprendidos en el mundo moderno se consideran exitosos. Así pues, un proyecto afrontado sin metodología corre un alto riesgo de ser entregado a destiempo, por fuera de presupuesto y con una funcionalidad diferente a la esperada.

En G-TALENT contamos con un equipo certificado en SCRUM  ¿Hablemos?

No lo son. Cada una tiene un enfoque diferente y una manera de aproximarse al objetivo común de construir un software específico. A grandes rasgos, existen dos tipos de “escuelas” en el frente de las metodologías de desarrollo: las metodologías predictivas y las metodologías adaptativas.Como su nombre lo indica, las metodologías “predictivas” buscan predecir, por adelantado (o sea, antes de comenzar el proyecto) el esfuerzo y costo que tendrá un determinado proyecto de desarrollo. Por otro lado, las metodologías “adaptativas” buscan incorporar nuevos aprendizajes y conocimientos al proyecto de desarrollo a medida que este se va desplegando. Las metodologías predictivas, entonces, tienden a ser más inflexibles. Las adaptativas mucho más flexibles.

A primera vista, las metodologías de desarrollo de software predictivas tienden a ser más naturales a los entes decisorios de una empresa, puesto que buscan “ponerle un precio” a un proyecto –dicho de otra manera, buscan comprar un proyecto de software como se compra un computador o un celular, en un trueque de un monto definido por un resultado con un alcance y costo completamente definido. Por este motivo, para muchos resulta irónico enterarse que este tipo de metodologías han sido prácticamente descartadas por los países más sofisticados en ingeniería de software. En EEUU, por ejemplo, Stanford, MIT y Carnegie Mellon –las tres universidades más prestigiosas del mundo en la materia- ya no las enseñan.

En G-TALENT estamos preparados para hacer frente a cualquier necesidad que tu empresa necesita  ¿Hablemos?

Por que construir software es una actividad inherentemente costosa, puesto que requiere la integración de personas profesionales altamente capacitados y altamente entrenados (los cuales devengan, por ley de mercado, salarios altos). Adicionalmente, los proyectos de software representan una de las más complejas tareas de la ingeniería humana, requiriendo importantes cantidades de tiempo para su concreción. Las plataformas pre-programadas todas aquellas que van desde Word o Excel hasta un ERP de clase empresarial- han costado millones de dólares para desarrollar. 

Sin embargo, estas son más económicas porque son vendidas a cientos de miles -y a veces- millones de clientes, por lo cual su costo total es sufragado por una base amplia de compradores. En el caso del desarrollo de un proyecto de software por encargo (o el desarrollo a la medida), el costo total del proyecto es sufragado por uno o por pocos clientes, haciendo que el costo “unitario” del desarrollo sea igual al costo total del proyecto. 

En G-TALENT tenemos las soluciones para financiar tu proyecto. ¿Hablemos?

Por que las metodologías de desarrollo de software denominadas ágiles, buscan dedicar la mayor cantidad de tiempo y esfuerzo de un proyecto a construir funcionalidad (lo que en software equivale a construir código), en vez de dedicar un gran porcentaje del esfuerzo de un proyecto a construir documentación técnica o a generar estimaciones formales de esfuerzo. Las metodologías tradicionales, al requerir del proveedor estimar el esfuerzo de construcción de un proyecto por adelantado, fuerzan al proveedor a generar toda la documentación detallada del mismo, por escrito, desde el comienzo. En proyectos de alguna envergadura, esto puede tardar meses, donde la sola construcción de la documentación y su estimación puede constituir un 30 o 40% del esfuerzo total de un proyecto.

Las metodologías ágiles, por el contrario, buscan disminuir al mínimo la documentación escrita, reemplazándola por conversaciones en tiempo real sobre la funcionalidad que debe tener el aplicativo. Como resultado de este cambio conceptual, los proyectos ágiles tienden a ser entre un 35 y un 40% más eficientes que los proyectos tradicionales (visto de otra manera, con el mismo presupuesto se logra construir un 35 a un 45% más de funcionalidad, o se logra construir la misma funcionalidad con un 35 a 40% menos de dinero invertido). Ahora bien, a cambio de una eficiencia significativamente mayor, el equipo de trabajo “sacrifica” predictibilidad; o sea, entrega la posibilidad de saber con mayor exactitud el costo y esfuerzo que tardará realizar un proyecto, puesto que este esfuerzo sólo puede ser calculado si se tienen por adelantado al menos un 80% de los requerimientos detallados por escrito.


En G-TALENT contamos con un equipo certificado en SCRUM  ¿Hablemos?